domingo, 25 de octubre de 2015

ManriKeFM: primer mes de vida y las estadísticas son inesperadas

Estatua de la libertad al sur de Manhattan, Nueva York, Estados Unidos
La verdad es que ni en la mejor de mis previsiones me imaginé que transcurrido un mes iba a encontrarme con más de un escuchante. De verdad que mi idea era que en el primer mes hubiera uno solo, y ese uno fuera yo mismo. Pues bien, la plataforma Radionomy tiene un visor de estadísticas de la emisora muy rico, en el que puedes ver de forma muy detallada cuántos usuarios han accedido, durante cuánto tiempo, desde qué lugares del planeta, a qué hora,... Algunas gráficas que ayudan a comprender esto mejor, vamos a echarles un vistazo.
En color azul Radionomy resalta los países desde los que se escucha o ha escuchado ManriKeFM. España lógico pero, ¿Estados Unidos? ¿Y esto?
Es curioso, hay una persona en EEUU que nos ha escuchado 2 veces desde el nacimiento de MKFM.
No puedo negar que me resulte llamativo.
A nivel España también es llamativo.
Que MKFM se escuchara desde S/C de Tenerife entraba dentro de lo previsible, pero
¿Madrid? ¿Barcelona?
Y aquí lo tienes, 4 personas diferentes en Barcelona y 9 desde Madrid.
¿Estudiantes del César que están de viaje?
También dentro de lo previsible, el dispositivo preferido para escuchar MKFM es Android.
Me sorprende que tengamos ya 102 IPs diferentes. Y aquí toca aclarar, porque una misma persona puede tener su móvil, su ordenador, su móvil en la wifi de casa,...
Así que 102 IPs diferentes NO son 102 usuarios diferentes, pero lo que es indudable es que hay más personas escuchando MKFM a parte de mí mismo!!!
¿Desde dónde nos escuchan? 
La mayoría desde la página del César, también lógico.
Alucinante que ayer se escuchara durante 3 horas MKFM, y 29 horas en el mes.
72 IPs diferentes durante la semana escucharon la recién nacida ManriKeFM.
En conclusión, los datos son alentadores y están muy por encima de lo que me hubiera imaginado.
¿La novedad? ¿Probando?
No va a ser fácil mantener estos números durante el curso, ojalá que vaya a más.